domingo, 30 de diciembre de 2012

VOLAR

http://www.youtube.com/watch?v=ZCKMBshDP-U


Tan solo en un instante, si yo pudiera volar, sin asfalto ni motores de por medio, en lo etéreo de nuestras mentes, esos miles de kilómetros que nos separan se convertirían en un resquicio sin lugar para un suspiro. En tu cabeza tan dañada llegarías a saber que siempre te he considerado una mujer fuerte, en los peores momentos que has tenido, de los que hemos compartido el más importante. Fuiste fuerte y serena. Serena y desesperada. Hoy, sin darte cuenta, ya no te queda tiempo para la desesperación. Tú, ya no estás, aunque estés. Nos desesperamos todos los que te queremos. Y por eso diría a tu alma que nos trasmitas a todos los desesperados esa paz que siempre tuviste. A tus hijos sobre todo, a tus padres ante todo, y a tus hermanos para todo. Somos muchos. Tienes muchos espíritus que sosegar, también el mío. Tu fuerza nos hará fuertes. Nuestro amor te llegará multiplicado por un millón de estrellas. Si en este instante pudiera volar y estar a tu lado recordaríamos cosas, como aquella vez que los tres nos íbamos a Oviedo por Entrepeñas y él te preguntó si te mareabas, porque llevabas mala cara. Tú dijiste que no era mareo sino la fabada que su madre, y la mía, había preparado para agasajar tu primera visita a nuestra tierra. Una chica de tierras cálidas acostumbrada a las cosas ligeras y al mojo picón, no podría haber contestado de otra forma. Ya no te acuerdas, ¿verdad? Yo me encargaré de recordarte tantas cosas…, si me dejan volar. Sin falta de ello tienes a tu lado quienes te harán recordar miles de instantes, de momentos buenos y también menos buenos, ¿por qué no? 

Cuando Él se fue, tan pronto y sin avisar, te caíste en el abismo. Y poco a poco fuiste saliendo de él, por tus hijos y por ti. Ahora vuelves a precipitarte sin remedio. A su encuentro. Él no contaba contigo tan pronto. Volveréis a ser felices en ese “paraíso” que nadie conoce, del que nadie ha vuelto para contar sus maravillas. Se debe de estar bien allí. Todos acabaremos en él sin remedio alguno. Será el reencuentro. 

Si en este instante pudiera volar infundiría todas las fuerzas y ánimos de que fuera capaz a todos los que te cuidarán en tu tránsito hacia Él. Y a ti te pediría que le llevaras mi corazón, mi alma y mi amor, porque ni siquiera me dio tiempo a meterlo en su féretro. Tan poco tiempo nos dio a ti y a mí, y a todos. Cuando tú quieras vete, reúnete con Él y llévate para los dos todo el amor y el recuerdo de esta familia que os quiere y que jamás dejará de pensar en vosotros. Tú ya no necesitas volar. 

Imágenes de Google. Texto final de mi amiga Elvira Laruelo.

sábado, 22 de diciembre de 2012

EXPOLIO


El fondo de Garantía de Depósito Bancarios se ha quedado seco, sin fondos. Ni un triste euro. Este es un organismo destinado a responder en última instancia de los ahorros de los españoles confiados a la banca si algunos bancos desaparecen o no pueden afrontar el retorno de los depósitos de sus clientes. Pues bien, cuando terminamos de saber -y era algo previsto- que Banesto se integra en el grupo Santander, con el subsiguiente cierre de oficinas y pérdida de puestos de trabajo, siendo un banco puntero y conceptuado como uno de los ocho mejores bancos europeos, nos preguntamos qué es lo que en adelante no sucederá con otras entidades financieras peor valoradas y con una situación más complicada. ¿Qué pasará con el dinero de los españoles? Hoy se garantizan los primeros cien mi euros de cada cuenta de depósito a través del propio banco o del Fondo de Garantía. Si ambos están secos, y aunque el estado esté obligado a cumplir y proveer, ¿qué ocurrirá con aquellos ahorradores que tengan depositada una cantidad superior?, ¿se evaporará su dinero en el proceloso mar de los tiburones de las finanzas? El rescate europeo ya se está recibiendo por la banca española y, en gran parte, va destinado a eso, a nutrir y dar solidez al fondo, descojonado por la burbuja inmobiliaria. Pero, ¿será así al final? 

No queremos ser agoreros, ni mucho menos alarmistas. Sin embargo tenemos muy cercano, y aún vivo -o medio muerto- lo acontecido con los Fondos Mineros. Decenas de miles de millones destinados a reflotar las comarcas afectadas por los planes de la minería mediante la creación de riqueza y empleos alternativos que, en definitiva, han servido de muy poco porque parte ha ido a subvencionar la creación de empresas, la mayoría de las cuales se han ido con la música y el dinero a otra parte y otro trozo del pastel ha sido suspendido “sine die” por falta de proyectos o, sin más, porque al gobierno de turno le ha salido de los consejos (de Ministros). Total que, como hace pocos días dijo un amigo nuestro, lo que hoy tenemos son residencias universitarias sin estudiantes, centros de creación sin artistas, museos sin exposiciones, hoteles sin turistas, gimnasios sin deportistas y hasta hospitales de la fauna sin animales. Entre unos y otros nos han expoliado, y ni mi amigo ni Duke son los únicos en decir esto sino que está en la calle. Han dejado al país en cuadro, y no precisamente el del Greco.

Imágenes de Google

sábado, 8 de diciembre de 2012

KILOS DE ESPERANZA

Una loable iniciativa cultural y solidaria
Mi querido amigo, y colega en esto de darle a la tecla, José Manuel Ibañez hace unos días que, en una de sus columnas, aludía a lo difícil que se hará pasar estas Navidades a tanta gente de entre esos muchos millones de personas que carecen ya de cualquier medio de subsistencia. Cada una de esas gentes es una razón que le asiste en sus certeras afirmaciones. Tristes Navidades, cierto. Sin embargo al igual que hay miles de personas en esa triste y penosa situación también las hay, aunque sean menos, que se preocupan por ello y en la medida de sus posibilidades intentan paliar parte de esa penuria. Gentes altruistas, que aún quedan, que a través de su actividad se acuerdan de los más desfavorecidos, gentes solidarias y generosas, gentes, en este caso, que tenemos en Langreo. Nos referimos al habitual Concierto de Navidad que organiza el Coro Padre Coll y que este año, en su quinta edición, se celebrará este próximo domingo en el Nuevo Teatro de Langreo a partir de la una de la tarde. Esta original agrupación coral siempre ha hecho que este fuera un acto festivo y gratuito, porque según dice su directora “la música coral ha de estar al alcance de los ciudadanos que quieran disfrutarla”. Pero, precisamente este año de profunda crisis económica y pensando en las gentes a que antes nos referíamos, ha decidido que el público asistente pase por taquilla, pero no con euros sino con alimentos, con un kilo o dos, o los que cada cual considere oportuno y le venga bien a su bolsillo, en forma de comida no perecedera. Garbanzos, lentejas, alubias, azúcar, aceite…, todo aquello que no sea susceptible de perderse en pocos días. Así mismo han decidido que lo obtenido en esta entrada cultural sea entregado a Cáritas de Langreo. Así de simple y sencillo, así de generoso. De manera que mi querida Mamá-Coll que, además de letrada, es ama de casa, madre y, evidentemente, Directora de este Coro excepcional, ha concitado no solo a los suyos, con los peques incluidos, los “Pecolinos”, sino también a la Maestro Lozano, al Coro Errante de Nava, a los hermanos Marisa y Fernando Valle Roso y al monologuista Fernando Fuertes que será el encargado de poner una nota de humor entre las notas musicales. 


 No se trata de llevar turrón y mazapanes sino alimentos de primera necesidad y, desde estas lineas, Duke quiere animar a todos los langreanos a que aporten su “Kilo de Esperanza”. 

Imágenes del Coro "Padre Coll"

viernes, 7 de diciembre de 2012

QUE DIMITA RITA


Dijo Elena Valenciano, la mano derecha de Rubalcaba -sí la derecha, lo que dijo la izquierda no lo sé-, que si ella fuera Artur Mas, dimitiría a la vista de los resultados electorales cosechados por CiU en Cataluña la pasada semana. Y seguro que Artur Mas, para no ser menos, pensará lo mismo, que si el fuera Pere Navarro, el candidato socialista del PSC, ya hubiera echado a volar. Justo por lo mismo. Pero el caso es que ni Elena es Arturo, ni Arturo es Pedro y, como nadie es el contrario, el contrario sigue…, como las pilas famosas. En este país nuestro la mitad de los políticos piden la dimisión de la otra mitad, que nunca dimite, para que, posteriormente, esta segunda mitad pida la dimisión de la primera que, naturalmente y en justa correspondencia, hace lo propio, tampoco presenta su renuncia. Y es que aquí no dimite ni dios. Que dimita Rita, la bailaora. 

Es igual que pierdan por goleada unas elecciones que daban por ganadas (aunque CiU no las haya perdido -pero casi-), que les pillen en un incumplimiento o en una mentira, o que se descubra que hayan incurrido en prevaricación, cohecho, malversación o apropiación de fondos y caudales públicos, o todo ello a un tiempo. Da exactamente lo mismo: nadie dimite. Ni nadia. Igual da que se trate de un político de Cataluña, de Andalucía, Asturias o de Pola del Tordillo, todos siguen el mismo patrón. El patrón del sillón, se la inamovilidad, del “hazlo tú primero”. 

Después, al día siguiente, se reúnen las respectivas ejecutivas, analizan los datos, los números y la de su madre, para concluir diciendo algo así como que la culpa la tuvieron las medidas de ajuste, como fue el caso de CiU, o que contaban con un resultado similar pero que el electorado no supo comprender su mensaje, caso de los socialistas. ¡Hay que joderse!, la culpa nunca la tienen ellos. Son omnipotentes, como dios. Claro, por eso no dimiten. Porque pueden con todo, hasta con la humillación de una derrota que fue más allá de las peores previsiones de las empresas de sondeo y, por supuesto, mucho más lejos que la mayoría absoluta que pretendían en su afán soberanista, y estaban seguros de conseguir. Mira tú si pueden con todo que, ahora, el President en funciones se despepita por conseguir el apoyo de su enemigo natural, ERC. Y no se pon coloráu, oye.

Imágenes de Google

sábado, 1 de diciembre de 2012

¡QUE OS APROVECHE!


Era un 12 de julio de 2008 cuando en nuestra columna número 50 decíamos que “El jamón no está”. Pues bien, hoy, más de cuatro años y de cuatrocientas columnas después, afirmamos lo contrario. Ya saben ustedes que de sabios es rectificar, según nuestro rico refranero. Verán. El sábado pasado, a mediodía, entro en un bar habitual con la lúdica intención de tomar un vino, y me encuentro con una estampa inusitada, increíble, inimaginable en estos tiempos. Dispuestas sobre la barra y las mesas había no menos de dos docenas de bandejas de jamón gran reserva, salchichón ibérico y morcilla serrana. De igual forma repartidas, cuarenta o cincuenta copas que esperaban ser llenadas por una docena de botellas de rioja colocadas estratégicamente. Había unos quince parroquianos que degustaban con avidez el pantagruélico lunch. “Joder, ¿qué pasa aquí?, ¿tocói la primitva al jefe?”, exclamo asustado, porque el chef de esos del puñu cerráu que pa ponete una tapa de aceitunes tienes que tomar una botella de Vega Sicilia, por lo menos. Todos me miran, engullendo y con una sonrisa socarrona, y me mosqueo. “Pica algo y toma un vino”, dice uno de ellos con la boca llena, “tás invitáu”. “Ye que sorteose la cesta y estamos probándola…”, dice otro. “Pica, pica”. Y, al tiempo que me sirvo un vino, me intereso por la identidad del generoso anfitrión agraciado. “Tocote a ti”, contesta el barman, burlón. Se me sale por la nariz el trago que acabo de tomar, ante el cachondeo del personal. Voy a mirar el cartel donde figuran los números elegidos por los jugadores y, remarcado, veo el mío, el “90”, con mi nombre: “Marce: LNE” y quedo de paté de lentejas. ¡Qué cabronazos!. “A ver, ahora, decime quién fue el graciosu de la idea”, y todos miran hacia otro lado esquivando la pregunta. “Joder, Marce, ¡vaya como te pones!, pa encima que te invitamos…”, dice otro. “Esta bien, ¡que os aproveche!”, contesto resignado y aceptando la broma. Qué más remedio tenía. 

Hasta aquí el guión de la película tal y como alguno de ellos hubiera deseado que fuera. Pero los hechos fueron muy distintos. Conociendo sobradamente el talante y el talento de mis contertulios y, por añadidura, con quién me jugaba el cocido, me había llevado la cesta enterita a primera hora de la mañana. El jamón sí estaba, y muy rico por cierto. Cuando lo termine les llevaré el “tucu” pa que hagan un caldín. Ya que calentaron la cabeza, que calienten también el cuerpo. “Gunsumadre”. 

Imágenes de Google

martes, 27 de noviembre de 2012

EL TIRO POR EL CULETE


Muchos de ustedes me paran por la calle y me preguntan qué es lo que pasa con Duke, que hace tiempo que no se prodiga en estas páginas de LNE. Pues, sencillamente, lo que ha ocurrido con mi “Platerín” es que se ha tomado un tiempo de descanso, que ha decidido abstraerse de tantas noticias y situaciones nefastas como las que vienen acaeciendo en los últimos tiempos. No hay más. Pero después de este mes de relax ha decidido volver para dar continuidad a sus propuestas, empezando por el mismo tema donde lo había dejado el pasado 22 de octubre. La primera consulta, y tal vez la última, acerca de la loca proposición soberanista del Presidente catalán, Artur Mas. 

Decíamos en aquel artículo que lo que el prócer hacía convocando estos comicios, tan solo dos años después de los anteriores que le dieron la presidencia, era “dar un salto al vacío -como Baumagartner- sin saber si encontraría tierra o vagaría eternamente por el espacio” y, en gran medida, a la vista de los resultados de la consulta electoral de este domingo, no íbamos nada descaminados. Al Honorable Mas le ha salido el tiro por el culete, es decir, ha sido el auténtico y único protagonista de “La Gran Cagada”, ¿o alguien opina lo contrario? Emulando al gran Eastwood ha querido ser productor, director, actor principal de esta historia independentista, con banda sonora incluida, y lo que ha conseguido es una aceptable asistenta de público, que ha salido de la sala con una crítica furibunda. La historia vuelve a repetirse. Como en el reciente caso astur, cuando A. Cascos convocó elecciones un año después de las anteriores, para llevarse el gran batacazo, el catalán hace lo mismo con idéntico resultado. Yo diría que aún peor. Los electores soberanistas han optado por dar su confianza a una agrupación independentista más asentada históricamente y, desde luego, más radical que esa idea descafeinada producto de una pataleta por un desaire de Rajoy y por una desafortunada interpretación de la gran concentración de la Díada. 

Ahora el dilema está en formar gobierno. No creemos que los convergentes lo hagan con los independentistas de ERC porque ambos son como el agua y el aceite. Que no convergen, vamos. Nos parece más plausible que lo hagan con los otros fracasados, los del PSC de Pere Navarro, para que de esta forma hablemos más de “Federalismo”. Que dios nos pille confesados. Los experimentos se hacen con gaseosa. 

Imágenes de Google

lunes, 22 de octubre de 2012

DE MENOS A MAS

La aventura de CiU
Volviendo sobre lo de la independencia catalana, o la autodeterminación o la soberanía, o lo que diablos pretenda el presidente y el partido que lo sustenta, estamos observando que una cuestión de tanta enjundia desvía nuestra atención hasta el punto de olvidarnos de nuestra difícil situación socioeconómica, de la prima de riesgo y de lo que de cierto e histórico haya tenido el estratosférico salto espacial de Braumgartner. Por cierto, nos parece, que algo similar a lo que quiere hacer Mas: un salto al vacío sin saber si encontrará tierra o vagará eternamente por el espacio. Hasta él mismo se ha olvidado de la situación catalana para -con su huída hacia delante- retar al país entero de forma ciertamente agresiva a llevar la cuestión a las altas esferas de las instituciones judiciales europeas si, por uno u otro medio, se le impide llevar a cabo sus propósitos secesionistas. De manera que mientras que con una mano amenaza, la otra -extendida- pide y reclama del estado que quiere abandonar la viruta que le es tan necesaria para sostener una comunidad con el mayor déficit público del país. ¿Alguien quiere más por menos? Vivir para ver. 

Que el caso escocés le venga al pelo y pueda servirle de referencia comparativa es algo irrelevante, primero porque Escocia no es Cataluña, y segundo porque tampoco el Reino Unido es España, ni nada que les parezca en uno u otro caso. Sin embargo, siendo así, el Premier británico ya ha firmado con su homónimo de la falda el acuerdo para que en dos años se someta a consulta su plena soberanía. En breve sabremos si las pretensiones de Alex Salmond quedan diseminadas cual si fueran los restos de William Wallace, para ejemplo de futuros separatistas. Al momento de hoy Cameron sabe que el escocés no supera un tercio de los apoyos, así que ha decidido que cuanto primero mejor. 

Aquí sucede algo distinto. Da la impresión de que somos el resto de los españoles quienes queremos quitarnos de encima a los del cava y la sardana para que dejen de tocarnos los güevos de una puñetera vez. Que Mas da menos que más. Después serán los vascos y los gallegos, y los de Cuturrasu y Les Bories quienes quieran constituirse en miembros independientes de la UE. Precisamente ahora que los ingleses están pensando en salirse. ¡País!

Imágenes de Google

miércoles, 10 de octubre de 2012

SU NOMBRE

La confusión en las localidades
Lo mismo que Leganés no es Madrid, ni Móstoles es Getafe, Lada no es La Felguera, ni Sama, ni Barros, ni Ciaño. Su nombre es Lada. Es un distrito de Langreo que, salvo la vecindad, no tiene mucho que ver con los otros, mejorando lo presente. En más de una ocasión nos hemos referido a esta reiterativa manía de hablar de cualquiera de los otros distritos langreanos cuando, en realidad, quieren aludir al del río Montés. La Fuent’el Güevu y Sabino Alonso Fueyo. Así, el 27de marzo de 2010, en nuestro artículo “A las cosas por su nombre”, traíamos a colación la ya casi olvidada línea “Lada-Velilla- a la que, desde la Red Eléctrica de España, persistían en denominar Línea Sama-Velilla- y, manifestábamos que “Si no quiren llamarla así, como entonces reivindicábamos, que la definan como Langreo-Velilla. Quien abarca lo total, también se refiere a lo particular.

 Pues ahora resulta que nos encontramos con una noticia firmada por una conocida agencia de prensa que habla de la nueva inversión que la multinacional alemana BAYER efectuará próximamente en su planta de “La Felguera”. Como decía mi güela “vuelta la burra al trigo”. Pero, bueno, ¿qué ye que estos de la agencia dichosa tovía no se enteraron de que Lada está en el margen izquierdo del Nalón, y la villa de Pedro Duro en el derecho, sin que ello tenga connotaciones políticas? Si quieren referirse al municipio -Langreo- que lo hagan, pero que no se confundan de distrito. 
  

Todo el polvo de Aspirina que quita los dolores de quijotera a la población mundial (el 100 %) sale de Lada, no de La Felguera ni de Vega de la Torda, faltaría más. Y el Adiro para los cardíacos también, el de 100 mg., el de 300 y el de kilo y mediu. ¡Ya está bien, coño! Y que nadie quiera ver en estas afirmaciones un localismo exacerbado, como ya alguien lo ha visto, Volvemos a repetir: “A las cosas por su nombre”. La planta del acetilsalicílico está en Lada, y el museo, o el cilindro explicativo ese en La Felguera, eso sí. Pero en el MUSI no hacen la Aspirina. Que quede claro. 

Ahora queda por ver si la inversión y la creación de empleo anunciadas se llevan a su debido efecto. Nosotros no decimos que no vaya a ser así, dios nos libre, pero torres más altas se han visto caer, permítasenos que lo metamos en la nevera y lo pongamos en duda. Uno, o lo otro. O ambas cosas a un tiempo.

Imágenes de Google

lunes, 1 de octubre de 2012

DE FONDO A FONDO

Por dónde se van los dineros
Duke cada vez entiende menos esto de la viruta. Haz unos cuantos años cuando alguien necesitaba perres iba al banco y dábeniles, o no, todo dependía de que les tuviesen o no. Si tabes así, ibes jodíu. Pero ahora no pués ir al banco porque los bancos no tienen de eso. Eso sí, pués llevar una tele, un ordenata o una mantelería de Lagartera si yos dejes a ellos unos cuantos miles de mortadelos. Ahora son los bancos los que necesiten pasta, cuarenta mil millones de euros, según la última auditoría encargada por el gobierno. Y, ¿pa qué quién esi pastón?, pa repartilu entre los clientes y dayos crédito no, desde luego. Quiérenlu pa sanease y tener liquidez. Pa ser solventes y competitivos. ¡Hay que jodese! Así que Rajoy consiguió del Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB), la módica suma de cien mil millones pa que los bancos españoles sean solventes y to eso. Pero como solo necesitaben cuarenta mil -una bagatela- con los otros sesenta mil quier quedase él a cuenta del futuru rescate que piensa pedir un día d’estos. Anda que no ye listu el gallegu.
  
De manera que to quisque necesita un rescate. Los estados, los bancos y les comunidades autónomes, caso de Valencia, Murcia, Andalucía, Castilla La Mancha y Catalunya, que lo d’estos ye muy gordo. ¿No quieren ser independientes?, pues que se rescaten solos. Que se busquen la vida. ¿No dicen que van hacer un referendum d’esos pa la autodeterminación, con o sin permisu del gobierno central?, pues, de pasu, que pidan a los refrendantes que suelten la mosca. Además de autodeterminase que se autofinancien, ¡no te jode! Ye muy guapo dar el portazu y, a la vez que marches de casa, pedir perres pa comer, pa ir de juerga y pa llenar el depósito de gasofa. Esti Arturo ta pasáu de vueltes. Pero a lo que iba -que me lié-, hay fondos pa cualquier tipo de rescate. El FROB, el FLA (Fondo de liquidez autonómica) pa rescatar a les comunidades y a Mas…, el Fondo de Reserva pa pagar les pensiones, el FMI -que no son los Fondos Mineros, ya quisieran-, el FOGASA y la madre que los parió. Y con tantos fondos no tenemos ni un duru. Uno rescata a otru, que a su vez haz lo propio con otru más, y así sucesivamente. Por eso hubo un rapaz muy listu que dijo que “el dinero no se crea ni se destruye, simplemente cambia de fondo”. Y to sale y va p’al mismu lao. Alemania. Ye así, boba.

Imágenes de Google

domingo, 30 de septiembre de 2012

SEGUNDA TRANSICIÓN


 El asunto catalán. "Autodeterminación"
Ye que hablar de política ye muy fácil, boba. Tanto como de fútbol. Como cada uno ye del equipo que-í sale de los cataplines, sea de primera, segunda división o tercera regional, pues el casu ye hablar. Y to dios sabe más que nadie de fútbol, pero al final los que lleven el gatu al agua son dos, aunque siempre haya alguno por ahí tocándoyos los chirimbolos. Lo dicho, igual que en la cosa pública en la que también hay dos que son los que manden o puén hacelo y después otros dos o tres que tán pa llevayos la contraria y enfangar el asuntu. El que sea. ¿Vistéis lo de Mas la semana pasá?, pues eso. Fue a Madrid a ver a Mariano con aquello del Pacto Fiscal o la madre que lo parió y acabó pidiéndo-i la independencia. Claro, armose la de dios. Hasta el puntu de que Rubalcaba ya ta hablando de Estado Federal. Home, ¡no me jodas, Fredy!, ¿no te parez que ya tenemos bastantes federaciones?, la de fútbol, la de padle, la de ames de casa y la de maridos maltratáos. ¿Pa qué quiés otra?, ¿pa liala más tovía, por si ya lo estuviera poco? Cambiar la Constitución ye lo que haz falta según él. Ta clarísimo. Ye que no se pué hacer de otra manera. A ver, ¿y vais a encontrar a otru Roca Junyent, Solé Turá, etc., etc., que negocien, cedan y transijan como lo hicieron estos haz casi treinta y cinco años? No me lo creo, Fredy. Aquí en esti país ya no transige ni maría santísima. Y a eso ye a lo que se llama transición. ¿O no? 

O sí, a lo mejor lo que quier decir transición ye ir de un lugar a otru, de una dictadura a una democracia, como pasó entonces. Pero eso ahora no haz falta, ya estamos en democracia. Entós, ¿de qué se trata?, ¿de cambiar el modelo de Estado?, ¿de ir del celebrado Estado de las Autonomías, al Federal sea simétrico o asimétrico, circunscrito o parabólico? Estos colegas nuestros, los catalanes, y su Honorable (si ye que lu siguen llamando así, que no lo se) lo que quieren no ye la independencia, ¿qué iben hacer con ella?, ¿cava o fuet?, no. Lo que quieren los de la barretina y los castellers ye viruta, cuanta más mejor. Y ahora que calienta el untu la independencia se la trae al pairo, mientras el Barça siga jodiendo al Madrid y Mesi atristayando a Cristiano. Eso ye lo que yos gusta. Catalanes sí, pero jilipollas no. Faltaría más. Serán independentistas para lo que les interesa pero, ante y sobre todo, saben de economía lo que no está escrito. Y eso lo sabe muy bien el gallego, por eso le dio con la puerta en las narices al Honorable.

Imágenes de Google

martes, 25 de septiembre de 2012

RENUNCIA


Un gesto de coraje
Llevamos unos días sin aparecer por estas páginas porque mi amigo está algo triste y muy indeciso. Entre tantísimos temas que hay para opinar cada día todos huelen a crisis, a corrupción, a recortes…, a un futuro negro como nuestro carbón. Duke no se inclina por nada, y así estamos. Casi nada vale ya la pena si lo que perseguimos es ser novedosos y no incidir reiteradamente en las mismas cuestiones, las de siempre. Hasta que de forma sorpresiva e inimaginable se levanta una brisa de esperanza. Aire nuevo de frescura, de buena voluntad, de deseos de infundir ánimos a las gentes que entran en el otoño de la desesperanza, sin visos de asistir a la llegada de una nueva primavera. María Fernández, nuestra flamante alcaldesa, la de todos y cada uno de los langreanos, ha renunciado a su paga extra de navidad. Lisa y llanamente, sin trompetas ni clarines, para solidarizarse con su plantilla que ha visto mermada su soldada y para poner esos dineros al servicio de aquellos que más lo necesiten. Como no podía ser de otro modo, la concejal de Servicios sociales la ha secundado en el gesto. Y lo ha hecho para decir a todas las familias langreanas que pueden contar con su primer edil, que aún hay un resquicio de esperanza y que ella misma será quien dirija nuestro regreso al futuro. 

Hermoso y loable gesto el de María. Nadie, ni nada, la obligaba ni compelía a llevarlo a cabo, y tomó esa generosa decisión fruto, sin duda, de las circunstancias y de una seria reflexión desde sus responsabilidades como gobernante. Muchos pensarán que a dónde vamos a llegar con el producto de esa renuncia, con dos o tres mil euros, o los que sean, y Duke responde a quienes así piensan que de algo servirán, que alguna necesidad satisfarán y, sobre todo, que a María, que es su legítima propietaria, le podrían valer para pasar unos días como una reina en el Caribe o en Pola del Tordillo, donde olvidarse de crisis, recortes y problemas municipales, que los hay. Y muchos. 

No se trata, por tanto, de una renuncia sino de una donación pura y simple. Tendrá que declarar ese dinero que no va a cobrar porque Hacienda sí que no renuncia a nada. De manera que los langreanos deberíamos de poner en su justo valor este gesto y comprender que no se trata de un brindis hacia la galería sino de un acto de buena fe, de coraje político digno de elogio y admiración. Así lo creemos Duke y quien suscribe. ¡Ah!, y nos importa un comino lo que piensen los que siempre están a la crítica.

Imágenes de Google

miércoles, 12 de septiembre de 2012

BAJE O SUBA

Sobre la indefinición del presidente del gobierno
Mire, don Mariano, las cosas raramente resultan como uno se las propone y las proyecta en origen, sobre todo si no dependemos de nosotros mismos. En su campaña electoral de hace ya más de nueve meses prometió a los españoles muchas cosas y, desgraciadamente, pasado ese tiempo, ha cumplido pocas o ninguna. En estos momentos son escasos los ciudadanos que no están convencidos de que se tocarán las pensiones, claro; de que los trabajadores tendrán que contribuir en más alto porcentaje a la Seguridad Social (como en Portugal) y las empresas en menor, por supuesto; de que la sanidad y la educación, aspectos claves en un país como el nuestro, se verán reducidos a mínimas expresiones (ya lo estamos viendo), y eso es evidente; de que cada vez pueden trabajar menos personas en edad laboral, obvio; y, en definitiva, que seremos rescatados antes o después del 21 de octubre, palmario. Y cuando los ciudadanos ya dan todo esto por sentado, entre muchas otras cosas -ninguna buena, desde luego- usted se atrinchera en sus cuarteles y fija todas sus propuestas y previsiones en la reducción del déficit. Ese es el objetivo, no hay otro. Nada opina sobre el futuro que nos espera y que todos los españoles auguran. Como buen gallego, nadie sabe si usted sube o baja, y tal vez tampoco lo sepa usted mismo, Don Mariano. 

Porque, al final, como todo depende de lo que digan los mercados, la UE, la Merkel, el BCE, el FMI y la madre que los parió a todos ellos, usted no se moja, sino que está a la espera de lo que se nos ordene y, mientras tanto, corte aquí, tijeretazo allá y supresión acullá, están dejando este país como un erial donde, cada vez más, unos pocos se hacen más ricos y otros muchos pasan todo tipo de penurias. Esa es nuestra triste realidad, Presidente. Y usted el máximo responsable de ella junto a quienes le precedieron en las barbaridades y tropelías que los gobiernos perpetraron con este país a lo largo de los últimos veinte o veinticinco años, incluidos los de sus siglas. De tal forma, don Rajoy, que nadie vislumbra la salida de este largo y tenebroso túnel donde nos han metido todos ustedes. Díganos la verdad a los ciudadanos de una vez. Sin tapujos. No se quede en el rellano de la escalera. Pida ya el rescate y afrontemos todos juntos sus consecuencias. Tarde o temprano tendremos que hacerlo. 

Imágenes de Google

martes, 11 de septiembre de 2012

"¿ESTÁS TONTO, O QUÉ?"

Los cabreos del Rey
Su Majestad tiene malas pulgas, no nos cabe la menor duda. Supongo que se acuerdan ustedes de aquel “¿Por qué no te callas?”, dirigido hace unos años a Hugo Chávez. Pues el caso es que entre dictadores caribeños, conductores oficiales, yernos y algún que otro periodista están despertando la cólera real. El Rey ya está pasando de las palabras a los hechos. “Aparca ahí”, le dice a su chófer el otro día en una visita a la D.G.T. Ni caso. El monarca le da un pescozón. “¿Tú estás tonto, o qué? Aparca donde te digo, ¡joder!, que aquí ponen multa. No te digo con el Fernandoalonso éste”. Y tiene razón don Juan Carlos. La gente piensa que, como es un cachondo, se lo puede tomar a cachondeo, y no pué ser. Pa algo ye el Rey, pa mandar y pa que lu obedezcan. Faltaría más. 

Así es que, si esto ocurre en presencia de periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión, me imagino lo que pasará en el ámbito doméstico, cuando no están los medios. A Iñaki le debe de estar cayendo la del pulpo. O, ¿no veis la cara de pena que tién, que talmente parez que se le ha muerto el canario? Deben de estar cayendo-í unes hosties como pa un grande. Aunque haya sido estrella del balonmano y esté acostumbráu a los balones medicinales. Un bofetón de tu suegru duel mucho, y más si ye de un rey con mala leche como el nuestru. Por eso marchó pa Guasinton. Pero ahora tuvo que volver porque lo mandó el Borbón: “Tú aquí, donde yo pueda controlate y date una hostia de vez en cuando, no sea que acabes engañando también a los del Fisco americanu. Acuérdate de lo que-í pasó a Al Capone”. Y el probe Urdangarín y la probe Infanta a obedecer, con esi triste semblante los dos. “Y nada de Cadillac, ni Chrisler…, usáis un utilitario d’esos de más de veinte años, con la ITV pasá, que sois un desastre y luego olvidáisvos”. De manera que los Duques de Palma anden guardáos por Barcelona con un Corsa de tercera mano. De camuflaje. El coche y ellos. ¡Vaya sofocu! 

Viendo esto a Duke no-i extraña na que el otru yerno, que también era duque, haya tomáo les de Villadiego. Andaba en patín por la calle y vestíu de una forma muy rara. Parecía Duque de lujo, no de Lugo y, claro, visto el talante real y los mamporros que iba a llevar, decidió escapar de la quema. A Paris, oh là, là. Donde les pasareles, que ye lo d’él.

Imágenes de Google

lunes, 10 de septiembre de 2012

RUINA




Un inmueble impresentable
No es Duke el personaje adecuado para decir a nuestras autoridades municipales y a los técnicos del Ayuntamiento de Langreo cuáles son sus competencias, sus obligaciones y cómo han de desempeñarlas. En cambio, sí creemos que pudiéramos ser alguien de los muchos indicados para informar y denunciar el ruinoso y lamentable estado de uno de los inmuebles más grades en superficie, antiguos y señeros del casco urbano de Sama. Se trata de dos edificios contiguos en la calle Constitución, esquina con Fernández Rebollos, donde tuvieron su emplazamiento varios negocios muy conocidos a través de la historia local, todos ellos ya cerrados hace muchos años, al igual que las viviendas de sus distintas plantas. Ningún comercio y ningún inquilino. Sólo habitan en él las palomas, los murciélagos y las ratas. Con unos cincuenta metros lineales de fachada a las dos calles y alguno más a lo largo del patio, que fue, del café Toniher (hoy tomado por la vegetación), estamos hablando de lo que podría ser un solar de unos dos mil metros cuadrados, justo a la entrada de la población, donde podrían habilitarse un buen número de plazas de aparcamiento de las que estamos tan necesitados. Para ello, como resulta palmario y evidente, habría que proceder a la demolición, limpieza y desescombro del edificio, que resulta una pésima y horrible imagen para nuestra ciudad. Si sus actuales propietarios no pudieran afrontar el coste que ello supondría, el propio solar resultante sería garantía suficiente para ello. Urge, por tanto, su declaración de ruina y consiguiente demolición. Porque la historia es terca y tiende a repetirse cuando no aprendemos de ella. Y en Sama la tenemos muy reciente. ¿O es que no recuerdan los casos de la Plaza de Abastos y del Teatro de Langreo? No queremos ni pensar que algo similar pueda suceder en estos dos edificios. Que una pequeña o gran nevada termine por provocar el desplome de la techumbre, ya de por sí bastante maltrecha, con el riesgo para bienes y personas en un lugar de abundante tránsito frente a las paradas de todo los trasportes de viajeros que nos comunican con el resto de la región. 

Es la advertencia de un gran riesgo. Cierto y posible. La manera de evitarlo la tienen nuestros representantes políticos a quiénes, desde muy cerca (porque lo tenemos a la vista de continuo), pedimos que no lo dejen en el olvido y tomen cartas en el asunto.

Imágenes propias

jueves, 6 de septiembre de 2012

EQUINOS URBANITAS

Los excrementos de la calle
Todos los caballos tienen derecho a la vida, hasta el más vulgar de los rocines. Sin embargo estamos convencidos que su lugar está en su hábitat natural. En el monte, los prados, las cuadras o los hipódromos. La calle está hecha para los vehículos con ruedas, no con patas. Salvo eventos excepcionales como pueda ser una cabalgata o un desfile militar los equinos no deberían de circular por las vías urbanas. Al menos eso piensa Duke. Porque el jinete va montáu mirando p’adelante y el jumento tién el tubu d’escape p’atrás y, claro, no se da cuenta que el noble animal tién sus necesidades y hazles a sus espaldes, dejando tras d’él unos bollos mayores que los de Pascua. 
  
Los que tenemos un perrín vamos -casi todos- provistos de unas bolsas para recoger sus caquitas cuando defecan en la calle. Una vez embolsado el cirolo se va a la basura. Pero, ¿estos jinetes usen bolsa? Que yo sepa, no. Nunca ví yo a uno de estos amigos de lo ecuestre descabalgar y, con el penco del ramal, recoger los cagallones que dejó el probe diez o quince metros atrás pa luego echalos en un contenedor. ¿Vistéislo vosotros? A que no. Pues si hay una ordenanza municipal sobre la cacas de los perros, donde te pueden meter un clavel que te cagas, que haya otra ordenanza pa los corceles y si el dueñu no recoge la boñica que-í metan también un clavel. Más grande tovía. Y si no que paguen viñeta.

 Porque ye que el otru día, a las once la noche, pasaron por delante mi casa tres monturas con trote alegre y ligero que iban dejando un rastro de cosas negras…, como bolas de tenis. No se pa ónde iben a eses hores, o de ónde veníen, porque no nos enteramos de que por aquí hubiera algún certamen de hípica. Seguro que iben p’al Pote esi de Santa Bárbara, como ye una fiesta de práu… Vamos, digo yo. Pues chavales (esto ye pa los jinetes), si tenéis un caballo y queréis llevalu de fiesta hay que sacalu de casa ya cagadín. O si no, cuando paséis por la vía pública ponéis-i dodotis o desmontáis y, a puñáos, quitáis los excrementos del relinchante, ¿vale? Que después lleguen los mal pensáos y échennos la culpa a Duke y a mí, como si to les mierdes fueran iguales. Pues no. Un cirolo de caballo ye muy grande y queda esparcíu por to la calle pa que luego tengan que sudar la gota gorda los chavales que se ocupen de la limpieza.

Imágenes de Google

martes, 4 de septiembre de 2012

MALDITOS BASTARDOS

Vandalismo nocturno
No se trata de cargar las tintas contra nuestra Policía Local, la Nacional o, incluso, la Montada del Canadá, no. En esto no hay que echar las culpas y responsabilizar a nuestros aguerridos representantes de las fuerzas del orden, porque es que hay muchos que en cuanto hay un incidente que provoca cierta alarma social ya dan rienda suelta a las “sin hueso” y pone a parir a los uniformados, a sus jefes y a quienes se les pongan a tiro. Evidentemente, si hubieran estado allí en aquellos precisos instantes esos gamberretes no habrían pinchado ningún coche, o habrían esperado a que desaparecieran para hacerlo. El caso es que no estaban, y algún hideputa, sólo o en compañía de otros hideputas, se dedicaron a pinchar los neumáticos de todos los coches que encontraron a su paso en la samense madrugada del sábado pasado. Sistemáticamente, uno tras otro. Unos hablan de quince, otros de cuarenta, quizás hayan sido más. De manera que, con casi todos los talleres cerrados, los hubo que tuvieron que suspender su salida de vacaciones o a la playa. Por culpa de unos descerebrados que salen de cualquier bar, puestos hasta las trancas y envalentonados por aquello del grupo, el alcohol y las drogas, y queman papeleras, sierran los barrotes de los bancos, destrozan árboles y farolas, rompen lunas o, como en este caso, pinchan o rajan las ruedas de los coches. Valientes que son, los muy cabrones.

 Muchos de nosotros recordamos otros tiempos, de infausta memoria, cuando alguien que era sorprendido en la comisión de un acto vandálico de esta índole se le ponían las peras al cuarto con una buena dosis de jarabe de palo. Entonces, difícilmente volvían a reincidir en sus graciosas travesuras. Su espalda y sus costillas se encargaban de recordarles las consecuencias de sus actos. Por suerte en estos tiempos esos métodos han sido desterrados, sin embargo no dejan de echarse de menos cuando se dan casos como éste. En cambio, si los pillan se les instruyen diligencias por daños, hay un juicio cuando media denuncia, una multa imposible de pagar en la mayoría de los casos, y a la calle. A hacer lo propio otro sábado cualquiera. 

Por eso, a falta de un buen garrote, no nos queda otra que despacharnos de esta cariñosa forma: “Sois unos bastardos, machotes”. ¿O acaso esperabais que os llamara guapos?

Imágenes de Google

viernes, 31 de agosto de 2012

"CARLOS", EN SU SALSA

Las ocurrencias de mi amigo
Tengo un amigu que ye escritor, ya vos lo conté una vez. Llámase Carlos. El célebre Carlinos. Pero no ye un escritor cualquiera como Duke o como yo, no. Carlos ye de los buenos, de esos que rompen moldes, que componen una estrofa, un poema o una epopeya en menos de un “Ay”, igual que Lope de Vega. Hay que reconocelo, ye muy buenu. Como Camilo José en “La Colmena” cuando decía que era inventor de palabras y se las regalaba a quienes le caían bien, Carlos no solo inventa palabras, sino que es un creador del idioma. Ahí le duele a mi amigo, porque en su labor creativa, inmensa y prolífica, no sigue ni respeta las normas gramaticales, sintácticas o fonéticas, ni siquiera las de circulación. Carlos circula por el lenguaje como él sabe, por la izquierda, por la derecha o el centro, y si le hace falta por los arcenes. Ye metafóricu, hiperbólicu, epitéticu, redundáncicu, perifrásicu y eufemísticu. To junto. Sobre tó, ye surrealista que lo flipas, colega. Además tá muy morenu y ye buen rapaz. Y aunque haz poco que empezó en esto de dái a la tecla ya tién un montón de fieles seguidores y, sobre todo, seguidoras. Como no podría ser de otra forma. 

Para que vean ustedes que no les engaño, he aquí uno de sus últimos “bet seller’s”. Cada uno que lo titule como le salga de sus partes pudendas. Yo lo titulo “La molinera”. No se lo pierdan, tiene su “copirrí”: 

“cuando yo vivia en el pueblu "frieres" siempe taba voluntariu pa llevar el maiz a moler pues yo era un chavalucu y ya me gustaven les neñes y mi madre menuda neña que tenia la molinera yo faciane el interesau de to aquel funcionamientu pero claro era pa estar toltiempu que pudiera biendo la neña, un dia boy deci que si quier dar un paseo pero claro tengo que llebar el maiz en la vespa de mi guelu, que se que me la deja, haver si impresiono los paisanos y puedo day una vuelta, pa que se agarre a la mio cintura pues yo con to la picardia quitey donde se tenia que agarrar ella, jajaja ya de pequeñu era un poco cabroncete pa estes cuestiones de neñes, y fuy creciendo con ella.........” (sic). 

Aún no está en las librerías pero, como diría Ánsar, “estamos trabajando en ello”. Queda solo descolocar puntos, comas, y colocar algunas faltas ortográficas en el lugar apropiado para darle un toque de frescura. Sigue así, Carlos. Las chicas te adoran.

martes, 28 de agosto de 2012

CURAR A OSCURAS

El apagón del Hospital General
Hacer una radiografía con una lupa y una vela o un candil tién que ser muy difícil. Si no imposible. Ahora, si de lo que se trata ye operar de urgencies un apéndice o trasplantar un reñón con esa luminaria, la cosa ya se nos antoja muy jodiá, con perdón. Porque con esa iluminación pués extirpar otra cosa que tá muy cerca, si se trata de un paisano, o ponéi el reñón donde van les aldabes o les mollejes, si me apures. No yos arriendo yo la ganancia a los pacientes que tuvieron que ser interveníos el martes pasáu en el HUCA durante les trece interminables hores que faltó el suministro eléctricu. Ya se que los grupos electrógenos suplen el suministro cuando marcha, al menos en los quirófanos. Pero eso que dicen de que hubo casos en los que se operó por los métodos tradicionales, ¿qué significa?, ¿lingotazos de cazalla como anestésicu y serruchu y cuchillu jamoneru pa los cortes, les amputaciones y la madre que los parió? A mí que me lo expliquen. Luego tá lo de los traslados de aquí p’allá. Porque a los pacientes además de intervenilos -como van a hacer con nosotros- hay que haceyos pruebes, ecografíes, impedancies y resonancias d’eses, con máquines diabóliques que necesiten corriente pa funcionar. Y, aunque pa eso están los grupos esos, los que no furrulen son los ascensores. No creo yo que hayan tiráo a los pacientes en paracaídas de planta a planta o movíolos con un güinchi como si fuesen un palé de ladrillos. 

Después vién lo de la alimentación de la tropa. Eso ye muy gordo. Cadenes humanes de trescientos o mil empleáos -LNE puso les afotos-, parécenme munches cadenes. Cuando la bandeja de la pitanza llegó al destinatariu, el caldo ya taba fríu, el yogur caducáu, y cuayáronse les fariñes. Así que no se yo qué alimentación ye esa. Sana no pué ser, ¡que va! 

Y ye que un hospital no pué funcionar sin luz. Ye imposible, tía. Sobre to si son trece hores. ¡Home, no me jodas!, ¡hasta ónde llega la crisis, macho! Así que un consejo al Consejeru y al SESPA: “Equipen rápidamente el nuevu hospital, aunque tengan que sacar la viruta de una serrería porque hasta que no té funcionando no pienso poneme malu”. Aunque lo más seguro ye que eso sea lo que quién los políticos: que no enfermemos y palmemos de frente. Sin anestesia, ni ná.

Imágenes de Google

sábado, 25 de agosto de 2012

MATAR POR HABLAR

Chismes acerca de los accidentes
Esto de los suicidios que se asemejan a un accidente o, a la inversa, accidentes que parecen un suicidio da mucho de sí. Cuando ocurre cualquiera de uno de estos casos la gente no hace más que hablar y especular acerca de las circunstancias que rodearon el suceso, la identidad del finado, si fumaba, si bebía, o si el padre tenía una bicicleta negra. Somos muy cotillas. Claro, luego de tantos chismes y parloteo, muchas veces nos equivocamos, porque las noticias se distorsionan a medida que pasan de boca a oreja, y así sucesivamente, para, al final, lo que parece un hecho incontrovertible resulte ser más falso que un billete de mil mortadelos. Esto es lo que sucedió una plácida tarde veraniega de hace apenas dos semanas cuando un convoy de Renfe arrolló a un hombre cerca del túnel que va por detrás de la calle La Nalona en Sama. De inmediato todo dios comenzó a interesarse por la filiación del muerto, hasta que alguien dijo que si un policía local le había comentado que oyó decir a un compañero que había estado ayudando a hacer las diligencias del levantamiento, que de lejos se veía que tenía el pelo pincho y color paja, y bla, bla… La cosa quedó clarísima. Cristalina. Le adjudicaron el R.I.P. a uno de los muchos inmigrantes que viven con nosotros. A uno en concreto que vivía encima de no se qué bar, que su mujer era así y asá y andaba acompañada de un perro grande, y que le gustaba el tinto de verano. Después resultó que el arrollado era otro que no tenía nada que ver con este retrato, mientras que el infeliz andaba por ahí tan tranquilo, sin saber que lo había pillado el tren y estaba muerto. ¡El probe! Y su mujer sin saber tampoco de su estado de viudez. ¡La bendita! 
 
Esto ye lo que pasa por no asegurase de estes coses, que son muy series, por dar pábulo a lo que te diz el primeru que llega -el enteráu- y por no leer les esqueles de La Nueva España y los artículos de Duke. Digo bien, porque un día una moza de por aquí matóme a mí. Y yo, sin saber que taba muertu, seguía escribiendo artículos y los de LNE publicándolos, ignorantes del importante óbito (ejem…). Menos mal que la susodicha dama, cuando pasó la noticia, habló de que se trataba de un rapaz muy saláu que paseaba con un perrín blancu. Eso que gané, a parte de tar vivu al tiempu que-í doy a la tecla. Cuando vaya a suicidame aviso pa que no me confundan con otru. Además hasta igual me mato. 

Imágenes de Google

jueves, 23 de agosto de 2012

OBSOLOCESCENCIA PROGRAMADA


Los que saben de estas cosas afirman que un frigorífico podría durar al pleno rendimiento cerca de cincuenta años y un secador de pelo alrededor de los treinta, sin embargo los primeros no aguantan los diez y los segundos casi no llegan a los cinco. Y como con estos electrodomésticos ocurre con todos los aparatos en los que interviene la técnica, la ingeniería y la mano del hombre. Con los coches, los ordenadores, los teléfonos móviles y la madre que los parió. Todavía circulan por ahí Seat 600 como nuevos y con una frescura inusitada. Andan todavía que se las pelan, como antes. Esto es lo que ha venido a denominarse “Obsolescencia programada” que para los que no entendemos de técnica, ni de ingeniería, quiere decir que estos estudíáos, y quienes les mandan, diseñan y fabrican las cosas de modo que no duren más de un número determinado de años. Todo en aras del marketing, las ventas y la rapiña comercial. Ya no se trata de aportar novedad y nueva tecnología, que lo hacen -ahí están los smarth phones esos, que poco más y te sacan la ropa de la lavadora-, sino que la cosa consiste en que esos paratos tengan uno o más componentes diseñados y fabricados para que duren poco. Con fecha de caducidad, vamos. Como los yogures. Así vemos que a la mayoría de los jóvenes ya no les basta con un móvil de esos de trescientas teclas y pico, sino que además tiene que navegar. Tiene que ser un móvil fuera borda y con velas. 

Con esto de la obsolescencia programada, tal y como andan las cosas con los recortes, el copago sanitario y todo lo que ustedes ya saben sobradamente, dentro de poco nacerán bebés con fecha de caducidad. Hasta los 67 años. A esa edad cascarían sin remisión, por obsoletos. De forma que, como les lates de bonito, todos sabrán su fecha de obsoleta jubilación. Si no casquen antes, claro. Como con los frigoríficos, los coches y los móviles, acabarán manipulándonos genéticamente para jubilarnos de forma definitiva cuando necesariamente dejemos de contribuir al sostenimiento de las cargas públicas. También de los cargos públicos. 

Ye el últimu inventu de la ténica, colega. La obsolescencia programada. ¡Hay que tocarse las gónadas! Ya me parecía a mí que ahora los paisanos y les paisanes venimos aguantando peor. Andamos echando-i la culpa a la pila (de años) y la pila no tién ninguna culpa. Ye que tamos obsoletos. 

Imágenes de Google

lunes, 20 de agosto de 2012

SOY PLATA, O BRONCE

 O vete tú a saber. A lo mejor ni soy diploma y quizás tampoco sea olímpicu, ni ná que se-í parezca. Porque ye que, míreslo por dónde lo mires, siempre hay alguien que ye mejor que tú. En lo que sea. Da igual que seas ingeniero, que médicu o arquitecto. Ye lo mismo que pongas ladrillos, que pintes o faigas lanches. Aunque solo te dediques a hacer el pijo, como nosotros, siempre hay alguien que te supera. Siempre los hay mejores. No sé dónde, pero haylos. Si no, mirá-i lo de los JJ.OO. Tú yes Blake, el jamaicanu esi, o la Selección Española de Baloncesto, y yes la pera, el mejor de los mejores. Pero, ¡ay amigu!, aparezte un extratosféricu que se llama Usáin, el otru jamaicanu, o los esos de la NBA y apabúllente enteru. Quédate una cara de pijo que ni te cuento, pero vese en la tele. ¡Sí, ho! Y, ¿qué me contáis de los fuboleros?, ¿Mata y compañía? Pensaben que iben a llevalo de arréo, por aquello del mundial y del europeo, y cagáronla bien cagá. No metieron ni uno, y pa casa a les primeres. Con el chándal esi tan horrorosu que parecía sacáu de un episodio de Mazinger-Z. ¡Hay que jodese! Con esa ropa no ganamos a ná de ná. Ni a recoger pesetes, si me apures. Ahora voy a lo nuestro. A Duke y un servidor paráisnos en la calle o en el parque, o en casa su madre, y siempre -o casi siempre- nos decís que somos la bomba, la repanocha y la virgen de la xielá. Y ye mentira. Duke ye noble, pero ye un perrín normal. Ye muy guapu y muy buenu -eso ye verdá-, y dame idées. Munches. Pero ye un perro. ¿O pensabéis que era un filósofo como Kant o Hegel? ¡Táis muy equivocáos! Y lo mío… Cagon diez, lo mío ye otru cantar. No soy guapu, ni buenu, ni listu como él. Ya quisiera yo. Lo que pasa ye que téngolu pa dame importancia. De hecho, si alguien me conoz ye porque conoz a Duke que ye el famosu, y decís “esi paisano que va con Duke ye el de la foto”. Lo que pasa ye que por culpa de Duke acabo creyendo que soy la de dios. Un Campmany, un Umbral o un Pérez Reverte. ¡Qué más quisiera yo, amiguinos!, que tener el repertorio y la maestría de todos estos ilustres columnistas. Por eso vos digo que yo, como mucho, plata o bronce…, o ná de ná. Haylos que son tremendos: corren más, salten más, naden más, y métenla mucho mejor. La pelota.

Imágenes de Google

sábado, 18 de agosto de 2012

PUNTO MUERTO



La Lomana hízose pupa
Era yo un chaval, recién salido de la adolescencia, cuando saqué el carné de conducir y empecé mis estudios en Oviedo. Un día mi hermano mayor me dejó su coche para ir a la capital con dos compañeros de aquí que de vez en cuando también llevaban el de sus padres o hermanos, en precario. Ya en la capital no hubo forma de encontrar aparcamiento en las inmediaciones de la Universidad. Dí vueltas y más vueltas buscando sitio infructuosamente. Sin embargo había un pequeño espacio en batería frente a la catedral. El coche entraba pero, una vez aparcado, las puertas no podían abrirse. Así que, cuando ya se nos hacía tarde para entrar en clase, opté por una aventurada maniobra. Enfoqué el coche al reducido espacio, nos apeamos los tres y lo empujamos hasta dejarlo encajado en el sitio. Evidentemente no pude acceder a su interior para poner una velocidad y/o echar el freno de mano. Sí pude echar la llave y cerrarlo. Y así quedó, en punto muerto. 

Cuando salimos de clase, cuatro horas más tarde, nos encontramos el utilitario justo a las puertas de la catedral con una nota de la Policía Local que decía: “Hay que poner el freno de mano y meter una velocidad”. Así, escuetamente. No había sanción y tampoco presencia policial. El coche, al desplazarse para atrás hacia la Seo, no se había llevado por delante a ningún otro vehículo, y tampoco a ningún feligrés. Gracias a Dios, que allí estaba presente.

 Igual que lo estaba el jueves pasado en la playa de la Palombina, en el llanisco pueblo de Celorio, cuando el coche de la televisiva Carmen Lomana irrumpió en el arenal, sin famosa adentro, haciendo poner pies en polvorosa a bañistas y bañistos. “Es que en el aeropuerto me lo dieron manual y no me indicaron dónde estaba la marcha atrás”, se justificó ante LA NUEVA ESPAÑA, como si la culpa del percance fuera de la agencia que se lo alquiló. “Creo no tener nada roto, aunque sí algún tejido dañado”, prosiguió. Y ante tanta presunción y gilipollez, Duke cree que se ha hecho un jirón en los tejanos de Chanel de seiscientos mortadelos y también que deberían de hacerle una reválida del carné. Por lista, y por torpe. Y por pija, debería de volverse a Marbella a jugar a las palas. En Celorio será el hazmerreír de la tropa. Ya que quiere un automático que tome un avión y le pongan el piloto. O la pilota. O sea, ¿no? 

Imágenes de Google

miércoles, 15 de agosto de 2012

COLADURA

¡Qué apuro!
Si Duke se calla revienta. Por eso tiene que contarlo. ¿Por qué no? Y es que hay días en los que uno no está para nada, mete la pata una vez, y otra también, hasta las mismas trancas y tiene unas coladuras gloriosas, como ésta que les cuento. 

Paseábamos distraídamente por una calle de Sama cualquiera un domingo por la tarde. Apenas hay gente. Estarán en la Feria o en su casa viendo los Juegos. Quizás ni estén, que es lo más probable. De pronto, al girar una esquina, me encuentro de sopetón con una vieja compañera de Facultad que vive y trabaja en la capital. Hace mucho que no nos vemos. Va acompañada de un monumento, de una beldad. Nos saludamos con un par de besos, muack, muack… Mientras ella va vestida de manera informal -tejanos, sandalias y camiseta-, su compañera va de pasarela. Vestido corto, un poquito encima de las rodillas, zapatos de tacón de vértigo y un profundo escote que deja adivinar unas poderosas razones de convicción hacia nuestro sexo, y también al otro -¡qué diantres!-. La belleza no entiende de genéticas. Rubia, piernas bien torneadas, con un bronceado discreto. Una preciosidad de unos treinta y tantos, calculo. A hurtadillas no puedo dejar de contemplar aquel magnífico escote, y mi amiga, que no es tonta y se percata de la maniobra visual, hace la presentación oportuna. “Te presento a Marce. Marce, esta belleza es mi sobrina “A”, la hija de mi hermano, ¿te acuerdas?”. “Claro que me acuerdo. El arquitecto. Pues ha diseñado una hermosa obra…”. Y me acerco a ella para darle el saludo de rigor, sin perder de vista su espléndido escote, al tiempo que digo: “Mucho busto, “A””. Muack, muack. Y ella, con una encantadora sonrisa me responde divertida y con una voz serena y modulada: “El busto es mío, Marce. Encantada de conocerte”. Cuando me percato de mí exabrupto me debí de poner de todos los colores, porque me entró un sofocón de aúpa. Ni se me ocurrió pedir disculpas. Quedé mudo como una tumba hasta que, viendo mi apuro, mi amiga rompió el hielo, tras una sonora carcajada. “¿Qué os parece si tomamos algo?”. Y no sentamos los tres en una terraza, acompañados de Duke, y charlamos durante una larga hora, en un rato agradable y distendido. Eso sí, de vez en cuando, mi mirada recorría los contornos de aquella magnífica anatomía femenina. Y ye que no somos de piedra, boba.

Imágenes de Google

martes, 14 de agosto de 2012

YUSPIKINGLIS

Hablar para no entenderse
Una de dos, o Rajoy sabe inglés y Obama gallego -porque el otru día vilos yo por la tele hablando sin intérprete de por medio, y parez que se entendíen (los muy jodíos)-, o los dos hablen el “farfullo” que, como todos sabéis, es la lengua internacional de los que hablan y no escuchan. A estos dos debe de pasarles lo mismo que ocurrió hace unos años en Pola del Tordillo donde se incendió un edificio de ocho plantas. Alguien estaba en la azotea tan tranquilo, ajeno a lo que aconteciá bajo sus piés, al humo las llamas y la de su madre. A toda pastilla y haciendo sonar sus sirenas llegaron los bomberos y prepararon todo para el sofoco de las llamas y la extinción del incendio. Estando el apague en marcha, se percataron de la presencia del despistado en lo alto del edificio, y dos bomberos, megáfono en mano, le avisaron de que tenía que desalojar. “El de arriba, abandone el edificio que se va a quedar chicharrón”, gritaron una y otra vez sin que el osado visitante se enterara del ripio. En estas estaban cuando llegó el jefe de los valientes y abnegados apagantes. “¿Qué sucede?, ¿por qué está esa persona ahí arriba?”, pregunta a los del megáfono. “Nada, mi capitán, ya le hemos avisado y parece que no nos entiende. Debe de ser un turista”, contesta uno de ellos. El jefe arrebata el parato de la mano a su subordinado y grita por él: “¡Eh, Mister!, el de ahí arriba”… El interpelado, enfocando sus prismáticos hacia el suelo, contesta: “What?”. “Yuspikinglis?”, dice el capitán. “Yes”, contesta el empanáo. “Entonces, ¿qué haces que no bajas, gilipollas?”. Preparáu y multilingüe que era el jefe bombero del Tordillo. Y con una autoridá incuestionable.

 Volviendo a lo de Bark y Mariano. El caso es que dicen que el presidente americano llamó al nuestro por teléfono esta semana a su residencia veraniega de Sanxenxo (o como se diga). Yo no se qué-i dijo, pero llamolu. Esa es la crónica de los medios de información. Supongo que sería para preguntarle por los precios del pulpo, la vieira y el centollu. “Tan muy caros, Presidente. Además, ahora que subieron el IVA, tá imposible. No hay viruta. Andamos a bocatas de gusanitos”, sería la réplica del gallego. “Entonces, ¿por qué no pides el rescate, colega?”. “Ya te mando la quinta flota. Mientras tanto, prepara una buena mariscada. Pago yo”.

Imágenes de Google

domingo, 12 de agosto de 2012

ESCABECHE

Quienes pagan la crisis
Dicen los expertos que en esto de la crisis económica ya hemos hecho los deberes. Los mismos que han impuesto a los helenos cuando los rescataron hace ya más de un año. Es decir que se han ajustado todas las partidas económicas y sociales habidas y por haber antes de la que la Merkel llegue con su rebaja. Es aquello de las barbas de tu vecino, ya saben. En España no hemos puesto nuestras barbas en remojo sino que nos hemos depilado a lo brasileño. Sin embargo, con los deberes hechos y los recortes más duros que nadie recuerde, la prima de riesgo crece un día sí y otro también -ye una prima muy grande- y está a punto de desbordarse, abocándonos a pedir el puñetero rescate, a ajustar aún más los ajustes y a recortar más aún los recortes. Y no es que lo diga Duke, ya lo ha anunciado Montoro para el año que viene. Y, ¿a dónde va a parar toda esa pasta? 

A estas alturas de la película a nadie le es ajeno que la viruta que ahora ya no se gasta -la que se recorta y la que se depreda- va a enjuagar los intereses de la deuda. Y merced a la famosa prima los intereses cada vez son más elevados, convirtiendo nuestra situación en el paradigma de lo de la pescadilla que se muerde la cola, en un círculo vicioso, de tal forma que tarde o temprano nos rescatarán, aunque sea levemente -como ya se dice por ahí- y ya no se podrá emitir más deuda soberana. Se acabó lo que se daba. La soberanía la tendrán otros. Así de fácil y así de crudo. 

En otros tiempos históricos las crisis se solucionaban con guerras. Con bombas, tiros y puñaladas. Sobraba gente y la población se autorregulaba con el degüello y el exterminio. Soldados y población civil eran quienes pagaban el precio. Pocos generales y menos gobernantes sucumbían al escabeche. En cambio hoy solucionan estos conflictos subiendo la prima (más tovía), obligando a los ajustes y a los recortes, y los escabechados siguen siendo los mismos. Los ciudadanos de a pie. Parados, pensionistas, funcionarios y demás trabajadores de lo privado. Ningún político, ni banquero, ni famosillo de “Sálvame”, ningún futbolista o piloto de esos que cobran lo que no está escrito. La misma gente: los justos por los pecadores. Pero tengamos confianza: si Obama llamó a Mariano sería para algo. Lo mismo nos manda al Séptimo de Caballería, aunque estemos destinados a morir con las botas puestas. Y la boina calada. 

Imágenes de Google